PINTA Y REGALA : CUCHARAS OMBRÉ-

                
Materiales que necesitarás
Para este proyecto, necesitarás una paleta de colores, un pincel fino, dos colores diferentes de acrílicos brillantes, pintura blanca, cinta de papel de 1/4 de pulgada de ancho y un bloque de lija.







Paso 1
Comienza usando el bloque de lija para lisar la superficie de las cucharas. En este paso te desharás de la capa protectora que suele cubrir a las cucharas compradas en las tiendas de cocina, permitiendo que la pintura penetre en la madera. ¡No te olvides de lijar el resto de la cuchara para que quede con la misma textura!

Paso 2
Luego, corta la cinta de madera y enróllala alrededor de la manija de cada cuchara. Presiona firmemente sobre toda la cinta para que no queden burbujas, que harán que la pintura quede irregular. En mi caso, decidí que los bloques de color vayan de mayor a menor, pero esto puedes hacerlo como tú quieras.





Paso 3

Para mezclar los colores ombré, primero coloca un cuarto de gota de acrílico en una sección de tu paleta de pintor. Luego, coloca una gota de pintura blanca en otra área de la paleta. Usando un pincel, mójalo en el color original, llevando un poco de él al color blanco. Trabaja cada sección por separado. Repite para cada tono que quieras lograr.




Paso 4
Un consejo: Debes remojar el pincel cada vez que lo cargues para procurar que no quede muy cargado. Si hallas que la pintura es muy difícil de mezclar, coloca una gota de agua hasta que la consistencia quede parecida al ketchup.





Paso 5
Moja el pincel en el primer color - el más oscuro - y pinta el extremo de la cuchara. Siempre pinta por fuera de la cinta, de manera tal que no pintes otra parte de la cuchara de manera accidental. Luego, repite el proceso otras dos veces con los otros dos colores. Deja que la pintura se seque: si está seca, al sostenerla debajo de una luz, no verás un reflejo acuoso. Luego, aplica una segunda capa. Si notas que se necesita una tercer capa, aplícala.







Paso 6
Cuando las cucharas estén lo suficientemente cubiertas de pintura, de manera tal que no puedas ver la madera debajo, retira la cinta de papel. Si dejas que la pintura se quede con la cinta todavía puesta, corres el riesgo de quitar la pintura por accidente.






¡Cucharas terminadas!
Una vez que hayas quitado la pintura, coloca las cucharas en un área seca y deja que la pintura se cure por una hora o dos.




http://www.ehowenespanol.com/

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/




No hay comentarios:

Publicar un comentario