COCINANDO CON EL SOL.





¿Tienes una terraza amplia o tienes un jardín espacioso? ¿Vives en un entorno soleado? Existe la alternativa de cocinar tus alimentos gracias a la luz solar sin ningún consumo energético. Una alternativa económica y saludable…

Los estudiosos en la materia cuentan que los Esenios, consumían obleas de los granos brotados de la tierra calentándolas suavemente en las rocas al sol del desierto.

El primer horno solar fue fabricado en Francia por el naturalista George Louis Leclere Buffon (1707 – 1788). Sin embargo, la primera persona que se sabe ciertamente que construyó una “caja solar” para cocinar alimentos fue el naturalista suizo Horace de Saussure, en 1767, y hoy se lo considera algo así como el abuelo del método de cocción solar.

Tiempo después, muchos otros comenzaron a usar cocinas solares. En la India un soldado británico patentó una cocina solar bastante sofisticada  y en 1894, había un restaurante en China que sirvió alimentos cocinados a energía solar.

Hay también historias sobre un capitán de mar que creó una cocina solar que él podría utilizar en viajes largos. Durante el siglo XVIII se fabricaron otros prototipos, pero con la llegada del combustible fósil, cayeron en el olvido.

Pero, ¿que son?

Las cocinas y hornos solares son sencillas aplicaciones que aprovechan la energía del sol para cocinar alimentos. Se basan en un aislante que acumula por efecto invernadero la radiación solar, en el caso de los hornos, o que recibe y concentra esta misma radiación en un punto focal donde se coloca el recipiente, en el caso de las cocinas solares parabólicas.

Sirven para preparar alimentos, pasteurizar agua, esterilizar material quirúrgico, reducir la presión sobre el bosque y la biomasa, prevenir la erosión y desertización, favorecer la libertad y sobre todo no consume ningún tipo de energía fósil!!!… Para todo ello es imprescindible un único requisito: disponer de radiación solar, algo muy abundante y accesible en la gran mayoría de las zonas del planeta.

La gran ventaja, a parte de no consumir energía es que el tiempo de cocción es más lento por lo que raramente se te quemará la comida.


Existen alternativas más económicas y otras más caras. 


horno solar
pocamadrenews


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario