GERMINADORES CON CAJAS DE HUEVO.

Los germinadores favorecen el proceso de germinación de las semillas manteniendo las condiciones adecuadas de humedad. Podés hacer uno casero y, además, reutilizar cajas de huevos que de otra manera terminarían en la basura. Se pueden utilizar cajas de plástico y de cartón.
Germinador con cajas de huevos de cartón

- Cortá la caja para separar sus dos partes y poné una encima de la otra. Esto le dará más resistencia. El cartón se mojará con cada riego y es posible que se rompa.
- Hacé un agujerito en cada uno de los compartimentos para que el agua pueda drenar.
- Rellená cada compartimento con tierra, dejando medio centímetro antes de llegar al borde.
- Colocá un semilla y cubrila con tierra. No la compactes, de esto se ocupará el agua.
- Si querés podes cubrir la caja con una bolsa plástica para generar un efecto similar al de un invernadero. Sin embargo, dependiendo del clima, esto puede ser contraproducente. La mejor manera de saberlo, es ir observando cómo se desarrollan las plantas.
- Dejá el cartón en un lugar cálido y soleado, pero bien ventilado. Rocialo con agua cuando veas que la tierra está seca. Podés usar un atomizador para que te sea más fácil. Si cubriste la caja con una bolsa plástica y ves que se transpira mucho, es porque le estás poniendo demasiada agua.
- El tiempo que tardarán en germinar dependerá de cada semilla. No debería ser más de 10 días. Cuando tengan de 2 a 5 cm de alto y las hayan salido las primeras hojas por encima del brote que salió de la tierra, será hora de trasplantarlas.
- Usá los dedos para sacar las plantas y colocalas en un agujero en la tierra. También podés cortar cada compartimento y colocarlo directamente con el cartón en la tierra pero tené en cuenta que haciendo esto la planta puede tardar un poco más en crecer.

Germinador con cajas de huevos de plástico

Este tipo de envases sirven para crear un efecto similar al de un invernadero.

- Humedecé un algodón con agua y colocalo en uno de los compartimentos.
- Poné encima la semilla y cerrá la caja. Dejala cerca de una ventana para que reciba luz natural. De vez en cuando agregale un poquito de agua para mantener la humedad.
- Aproximadamente cinco días después las semillas estarán lo suficientemente grandes para pasarlas a la tierra.


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario