CONSEJOS ECOLÓGICOS PARA EL HOGAR 2

Cuando compres: ¡Compra responsablemente!

  1. Adquiere sólo lo que necesites; recuerda que no vales por lo que tienes, sino por lo que eres.
  2. Adquiere artículos por su contenido, no sólo por lo atractivo de su presentación. Revisa la información en la etiqueta y compara precios.
  3. Prefiere productos con empaques fabricados con materiales reciclables; con ello contribuyes a que se consuman menos recursos naturales.
  4. Compra productos empacados de forma más sencilla y con menos plásticos.
  5. Reduce al mínimo el uso de productos desechables.
  6. Si tienes opción, elige envases retornables.
  7. Prefiere los productos cuyos envases de plástico tengan el logotipo de reciclable o reciclado.

Reciclar es la utilización de los residuos sólidos como materia prima para fabricar nuevos productos.

  1. Reutiliza las bolsas del súper para las compras, separar los residuos y recoger los excrementos de tu mascota, entre otras opciones.
  2. Compra limpiadores y productos de tocadpr que en la etiqueta diga que son biodegradables.
  3. Si depositas el papel higiénico en el escusado, cómpralo sin blanquear, ya que el de color contamina el agua.
  4. Compra de preferencia productos elaborados localmente.
  5. Nunca compres productos derivados de especies en peligro de extinción, como corales, carey, huevos de tortuga, plumas de aves o pieles de animales.
  6. Existen artículos como zapatos, bolsas o cinturones elaborados con especies provenientes de criaderos legales; revisa su etiqueta de certificación.
  7. No compres animales exóticos como mascota. Ellos necesitan vivir libres en su propio ambiente.

Hagamos la tarea ¡Separemos los residuos!

  1. La basura se crea al mezclar los residuos sólidos (orgánicos e inorgánicos). Todos podemos contribuir a reducir la basura si practicamos las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.
  2. Reduce los residuos sólidos. Prefiere lavar que desechar: en fiestas y días de campo prefiere utensilios lavables; para tus bebidas utiliza una taza de cerámica o un vaso de vidrio.
  3. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas; utiliza las bolsas del supermercado para los residuos o futuras compras; usa los frascos de vidrio para guardar otras cosas; fabrica juguetes con cajas usadas. ¡Dale vuelo a tu imaginación!
  4. Organiza ventas de garaje de los artículos que ya no te son útiles, pero que pueden servir a otras personas. La donación es una buena práctica.
  5. Reciclar es más fácil si separas tus residuos (orgánicos e inorgánicos).
Facilitemos el reciclaje:
  1. Te sugerimos separar los residuos inorgánicos en forma independiente, según su tipo.
  2. Junta y aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen.
  3. Separa las botellas y frascos de vidrio y no los rompas. Los vidrios rotos deben manejarse por separado y con mucho cuidado para evitar accidentes.

Actuemos hoy para tener agua mañana!

  1. No contamines el agua. Tenemos la idea de que en nuestro planeta el agua es abundante; sin embargo, la mayor parte es salada y no la podemos usar directamente en actividades humanas.
  2. Cuida el uso de agua potable. Casi toda el agua dulce se encuentra congelada en los polos y sólo una mínima parte está disponible para nuestro consumo.

¡Ahorremos agua en el baño!

  1. Revisa regularmente las instalaciones hidrosanitarias y equipos para detectar fugas.
  2. Mantente alerta si ves manchas por humedad en paredes y techos. Generalmente son señales de fugas y pueden afectar tu casa.
  3. Instala economizadores de agua en regadera y escusado; son baratos, fáciles de instalar y los puedes adquirir en tiendas de autoservicio o ferreterías.

¡Ahorremos agua en la limpieza personal!

  1. Báñate en 5 minutos. Cierra las llaves del agua mientras te enjabonas o afeitas. Ábrelas sólo para enjuagarte.
  2. Coloca una balde para recoger el agua fría mientras sale la caliente. Puedes usarla después en la limpieza de la casa, del carro o para regar las plantas.
  3. Enjuágate los dientes, después de cepillarte, con un vaso de agua.
  4. Recordemos…¡Gota a gota el agua se agota! Al fugarse una gota por segundo, al final del día se llena una balde de por lo menos 30 litros.

Poceta o Inodoro

  1. Procura cambiar el tanque del inodoro de 16 litros por el de 6 litros de agua.
  2. ¡No utilices la taza del baño como basurero! No desperdicies agua para desechar colillas, pañuelos desechables, toallas femeninas, algodón o hisopos.
  3. Vigila periódicamente el adecuado funcionamiento del mecanismo del tanque o caja de agua del escusado.

Limpieza de la casa

  1. Limpia pisos, paredes y vidrios con dos baldes de agua; una para limpiar y otra para enjuagar. No abuses de los productos de limpieza.
  2. Aprovecha el agua jabonosa para lavar los escusados.
  3. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín.

Cocina

  1. Antes de lavar los trastos, retira los residuos orgánicos (comida) y deposítalos en un bote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas con los residuos inorgánicos.
  2. Remoja los trastos de una sola vez; si tienen mucha grasa, utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.
  3. Cuida que la llave del fregadero no gotee al cerrarla.
  4. Cambia los empaques cada vez que sea necesario.
  5. Instala un economizador de agua. Es un dispositivo barato y fácil de colocar.
  6. Lava las verduras en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cuchillo y desinféctalas.
  7. Reutiliza esta agua para el escusado o regar plantas.

Lavandería

  1. Remoja la ropa  para que sea más fácil quitar manchas y mugre.
  2. Si lavas la ropa en el lavadero, no desperdicies el agua. Reutiliza el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia.
  3. Si utilizas lavadora, úsala sólo para cargas completas. Esto ayuda a ahorrar agua y energía eléctrica. Talla a mano o con cepillo las partes más sucias de la ropa, para evitar dobles o triples lavadas.
  4. Utiliza la mínima cantidad de jabón o detergente. Además de requerir menos agua para enjuagarla, la ropa dura más.

Plantas

  1. Riega las plantas durante la noche o muy temprano, cuando el sol tarda más en evaporar el agua.
  2. Reutiliza el agua que juntaste de la regadera y de lavar las verduras para regar las plantas o el jardín.

Además

  1. Nunca laves el automóvil con manguera; utiliza sólo un balde.
  2. Recolecta agua de lluvia para regar las plantas, limpiar la casa o el escusado.
  3. Nunca arrojes aceite, líquido de freno o anticongelante al drenaje. Son sustancias altamente contaminantes del agua. Infórmate sobre empresas y lugares que reciben el aceite gastado.
  4. Barre el patio o la acera en seco con una escoba y un recogedor.



Energía eléctrica

¡Utiliza la energía sin dañar el ambiente! Acciones sencillas para cuidar el ambiente, ahorrar dinero y energía
  1. Aprovecha al máximo la luz natural, enciende la luz sólo cuando la necesites.
  2. Cambia los bombillos comunes por lámparas ahorradoras (fluorescentes). Cuestan un poco más, pero consumen menos energía y duran más tiempo. A la larga ahorras dinero.
  3. Limpia periódicamente bombillos y lámparas; el polvo bloquea la luz.
  4. Pinta techos y paredes de colores claros, (Tendrás mejor iluminación).
  5. Evita en lo posible el uso de pilas. (Si necesitas usar pilas, procura que sea recargable).
  6. Asegúrate que la puerta del refrigerador cierre herméticamente para que no utilice energía de más.
  7. No dejes abierta la puerta más tiempo del necesario.
  8. Nunca introduzcas alimentos calientes, ya que el refrigerador usará más energía.
  9. Coloca el refrigerador alejado de la cocina, del calentador de agua o de una ventana en donde le dé el sol directamente.
  10. Es importante descongelarlo y limpiarlo para evitar que la escarcha tenga un espesor mayor a los 5 mm.
  11. Si vas a comprar un refrigerador, procura adquirir el de tamaño adecuado a tus necesidades.
  12. No abuses de los aparatos electrodomésticos.
  13. Sigue las recomendaciones de uso, y mantenimiento que aconseje el fabricante.
  14. Procura sustituir los aparatos viejos por nuevos, ya que consumen menos energía.
  15. Enciende el televisor sólo cuando realmente desees ver algún programa.
  16. Plancha la mayor cantidad posible de ropa en cada sesión; así aprovecharás el calor acumulado.
  17. Plancha primero la ropa que requiera menos calor y hazlo durante el día. Al aprovechar la luz natural evitas encender un bombillo extra.
  18. Cambia los filtros sucios y limpia los depósitos de polvo y basura de la aspiradora. Esto hace que el aparato trabaje con mayor eficiencia y ahorre energía.

Aire acondicionado

  1. Verifica que tu aparato funcione correctamente (motor, cableado y termostato).
  2. Mantén la habitación cerrada para conservar la temperatura.
  3. Apaga el aire acondicionado al salir de la habitación si vas a permanecer fuera mucho tiempo.
  4. Limpia el filtro de aire cada 15 días. Los filtros sucios y los depósitos saturados de polvo provocan que  trabaje sobrecargado y reduzca su utilidad.
  5. Da mantenimiento cada año .Está comprobado que los acondicionadores de aire que tienen dos años o más si

  1. energética del aparato.

  1. n mantenimiento consumen mayor energía.
  2. No compres equipos de segunda mano. Son de tecnología obsoleta y consumen mucho más energía.
  3. Si vas a comprar un aire acondicionado, comprueba que tenga la capacidad de enfriamiento que requieres.
  4. Revisa la etiqueta amarilla para conocer la eficiencia 


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario