PURINES PARA CONTROL DE PLAGAS en la huerta casera.




Los purines son fermentos preparados a partir de hierbas, restos vegetales o estiércoles.
Cómo actúan:
Según los ingredientes, los purines tienen diversas aplicaciones.  Básicamente aportan encimas, aminoácidos y otras sustancias al suelo y a las plantas, aumentando las diversidad y disponibilidad de nutrientes para las mismas.  Pero mucho más importante que esto es el aporte de microorganismos: Mediante la preparación de purines logramos desarrollar "cultivos" de microorganismos, en especial de bacterias.  Cada purín es un cultivo específico donde se reproducen rápidamente determinados tipos de bacterias en un ámbito propicio para su desarrollo.  Cuando regamos el suelo con estos preparados, estamos inoculando, "sembrando" el suelo de nuestra huerta orgánica con millones de microorganismos que transformarán la materia orgánica del suelo en nutrientes específicos para las plantas.  De ese modo mejorará la disponibilidad de nutrientes y por lo tanto la sanidad, el desarrollo y la producción de las plantas.
Al utilizar los purines, se observará una disminución de las plagas, mayor desarrollo de raíces en las plantas, mejor crecimiento, mayor fijación de nitrógeno en el suelo y mayor disponibilidad de carbono en el suelo (color más oscuro de la tierra).  Mejorará, con la aplicación regular de los mismos, la estructura del suelo y  la capacidad de retención de agua.
La elaboración de purines facilita la propagación y el mantenimiento de los microorganismos necesarios para un suelo saludable.  Permite preparar en una superficie reducida un concentrado que podemos aplicar luego a grandes extensiones de cultivos. 
Experiencias en el manejo de la huerta orgánica con y sin la aplicación de purines, han demostrado que el número de lombrices es considerablemente mayor si se utilizan estos inoculantes.  Ensayos en lumbricarios demuestran que las lombrices migran hacia los  sectores donde se aplican purines.
Elaboración de los purines:Los purines se preparan en un recipiente no metálico.  Puede ser un balde de plástico, un envase grande de vidrio de boca ancha u otro similar o una tinaja de cerámica.  Se colocan las hierbas u otros ingredientes y se completa con agua limpia, preferentemente de lluvia (aproximadamente un kilo en diez litros de agua).  Si utilizamos agua de red que contiene cloro, la dejamos reposar previamente dos días al sol.
Una vez preparados, los envases con los purines y el agua se guardan en un lugar oscuro y a la sombra, tapados para que no entre alguna impureza pero que sí pueda ingresar el aire.
Todos los días se bate el preparado enérgicamente durante unos minutos con ayuda de un palo de madera, para que entre abundante oxígeno, y se vuelve a tapar.
Fases del proceso:El proceso de elaboración puede dividirse en varias etapas:
1. Maceración:  Esta se inicia a partir del momento que iniciamos el preparado.  La acción del agua comienza a extraer las sustancias del material vegetal y prácticamente no hay desarrollo bacteriano.  El proceso de maceración dura de doce horas hasta tres días, según la temperatura ambiente. 
El preparado macerado se utiliza principalmente para aplicar el extracto de las hierbas utilizadas, generalmente concentrado, y para para combatir plagas de insectos u hongos.
2. Fermentación:  Por acción de hongos, levaduras  y bacterias comienza a descomponerse el material vegetal.  En esta etapa cambia la composición química del preparado, ya que las sustancias iniciales se transforman en encimas, aminoácidos y otros nutrientes para las plantas.  En la medida que avanza la fermentación, disminuyen las sustancias originales, aumenta la población de bacterias y de los productos elaboradas por éstas.
Los preparados en fermentación se utilizan principalmente como abonos líquidos, para regar el suelo entre las plantas o pulverizando, generalmente sin diluir, como abono foliar.
3. Purín maduro:  Después de una a dos semanas las bacterias han transformado prácticamente todo el material disponible.  hay una mínima concentración de sustancias originales, pocos nutrientes (estos también han sido consumidos en su mayor parte por las bacterias) y una altísima concentración de bacterias (de 300 a 2000 millones de bacterias aeróbicas por gramo de preparado).  Si al comienzo podía haber una diversidad de bacterias, en la medida que avanza el proceso de fermentación, una especie va desplazando a las demás.  el cultivo de bacterias que se desarrolla depende del tipo de material vegetal que utilizamos inicialmente.  El preparado está listo cuando el material original se encuentra disuelto completamente (quedando solamente los tallos u otras partes duras).  También habrá cambiado de color (cada purín adquiere un color característico) y tendrá un olor fuerte (a "podrido"), que se nota más al batir el líquido.
El purín maduro se utiliza generalmente para inocular el suelo con las bacterias, regando el preparado diluido en 10 a 20 partes de agua (sin cloro, para no matar las bacterias).  En algunos casos se pulveriza en forma concentrada para combatir plagas
Conservación:
En la huerta solamente estaremos en condiciones de conservar, por un tiempo limitado, los purines maduros.
Se conservan en un en recipiente no metálico (por ejemplo bidones o damajuanas), en un lugar fresco y oscuro.  Tapamos el recipiente para que no se contamine pero dejamos que ingrese el aire.  Escriba sobre cada envase el contenido del mismo.
Algunos purines recomendables:
Ortiga:Cantidad:  Un Kilo de hojas y tallos de la planta fresca o 200 gr. de ortiga seca en 10 litros de agua
Macerado: Se aplica sin diluir sobre troncos y ramas como protección contra los pulgones. También se aplica en porotos y rosales
en fermentación: A comienzos de la primavera y fines de otoño se pulveriza sobre ramas y hojas para prevenir de la arañuela roja y de pulgones.  Dilución 1:50 en agua.
maduro: en dilución 1:20 se riegan los tablones luego de la siembra o el trasplante.  Estimula el crecimiento.  Si solamente usamos una pequeña parte, reponemos el agua en el recipiente.  Así tendremos purín de ortiga desde la primavera hasta entrado el invierno.
Cola de Caballo (Equisetum arvense)Cantidad:  Medio kilo de cola de caballo fresca (o 150 gr seca) en 5 litros de agua.  Se hierve a fuego lento durante media hora.  Una vez frío, se vuelca en el recipiente para macerar y se agregan 5 litros más de agua.
Macerado: Se pulveriza sobre las plantas para prevenir o combatir el ataque de hongos e insectos
en fermentación: Puede utilizarse para regar las plantas recién trasplantadas y los almácigos para prevenir los hongos, en dilución 1:20
maduro: en dilución 1:20 se riegan los tablones luego de la siembra o el trasplante, distanciado una semana de la aplicación del purín de ortiga. Previene del ataque de hongos e insectos.
Observaciones:  La Cola de caballo debe recolectarse hacia fines de verano, cuando comienza a ponerse amarillenta.  Entonces tiene el más alto contenido de sílice.  Conviene tener precauciones al pulverizar con objetos de cristal (reloj, anteojos), pues podrían mancharse.
Tomate(Lycopersicum suculentum)Cantidad:  Un Kilo de hojas y tallos de la planta fresca (brotes del despunte en 10 litros de agua.
Macerado: Se aplica sobre los repollos para prevenir el ataque de la mosca del repollo.
maduro: en dilución 1:20 se riega alrededor de los tablones y en el perímetro de toda la huerta.  Es un poderoso repelente de insectos (hormigas).
Manzanilla: (Matricaria chamomilla)Cantidad:  500 g de flores frescas o 50g de flores secas en 10 litros de agua.  Para acelerar el proceso, se vierten primero dos litros de agua caliente sobre las flores y se deja enfriar.  luego se agrega el resto del agua.
Macerado: Al hacer plantines, se humedecen las estacas y gajos en el macerado antes de plantarlos.  También pueden pulverizarse los plantines recién hechos o trasplantados para protegerlos de los hongos.  Conviene regar la tierra de los almácigos al sembrar, sobre todo si utilizamos abono compuesto, para prevenir el ataque de hongos.
en fermentación: Pulverizar durante el invierno y en verano sobre las plantas sensibles a los hongos (tomates, zapallos, etc.) .  Dilución 1:50 en agua.
maduro: en dilución 1:20 se riegan los tablones, sobre todo cuando tenemos exceso de humedad, para prevenir los hongos. 
ParaísoCantidad: 500 g de hojas verdes o frutos maduros (color amarillo) (según la época del año) en 10 litros de agua.  Pueden agregársele unas ramitas de tomillo y lavanda (fungicida)
Macerado: Se prepara igual que el purín de manzanilla.  El macerado se utiliza puro para combatir el ataque de insectos en general, sobre todo de hormigas, pulverizando sobre las plantas atacadas. También se utiliza para lavar el piso de la vivienda por sus propiedades desinfectantes y porque combate las pulgas.
en fermentación: La fermentación es más lenta que la de otros purines, y se acelera con el agregado de tomillo.  Se diluye 1 en 10 y se riega alrededor de los tablones y sobre los senderos de las hormigas.
maduro: Diluido 1 en 20 se pulveriza sobre las plantas y se vuelca dentro de los hormigueros de la hormiga negra.

Ruda (macho o hembra)Cantidad: 300 g de hojas frescas en 10 litros de agua
Macerado: Puro.  Se pulveriza para combatir los pulgones, sobre todo los de los repollos
en fermentación:
maduro: Diluido 1 en 20, se pulveriza contra los pulgones.
 reddehuertas.comPurín de malezas(fertilizante y herbicida)

Como regla general se considera que además de las propiedades específicas de cada purín, estos preparados inhiben el crecimiento de las plantas de las que han sido elaborados.Haciendo un purín con las malezas de la huerta (gramíneas y otras) obtenemos un buen fertilizante para la huerta y a su vez un herbicida natural para las plantas con las que ha sido elaborado.  Debemos dejar madurar bien el preparado para anular la capacidad de germinación de las semillas de malezas que pudiera contener.  Para acelerar el proceso podemos agregar un poquito de azúcar y un cubo de levadura.

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/2014/02/purines-para-control-de-plagas-en-la.html



http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/



 


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario