El desmonte y las inundaciones




¿Es una catástrofe natural o hay una responsabilidad humana por las consecuencias de las inundaciones que han dejado ya más de 5000 evacuados en Córdoba, Santa Fe, San Luis y Santiago del Estero?

Se sabe que las cifras que denuncian el desmonte en estas provincias siguen creciendo sostenidamente a pesar de las leyes de protección de bosques y de las reglamentaciones no sólo como medida de conservación sino también, de prevención. Si bien se ha producido un fenómeno de lluvias extremas, la conjunción de factores es potencialmente mortal. Y también es deber de los planificadores el de estudiar los regímenes de lluvias, sus cambios y sus consecuencias.

“Los bosques son nuestro paraguas y esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto gobiernos como empresas cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Santiago del Estero es la provincia con mayor deforestación del país en las últimas dos décadas y donde más se viola la Ley de Bosques: según datos oficiales, entre 1998 y 2007 se desmontaron 1.048.762 hectáreas; mientras que desde la sanción de normativa forestal nacional (fines de 2007) hasta fines de 2013 se deforestaron 623.848 hectáreas, de las cuales 320.231 hectáreas eran bosques protegidos.





En Córdoba, donde apenas quedan en pie 500.000 hectáreas de bosques nativos (el 4 % de los originales), entre 1998 y fines de 2013 se desmontaron 292.790 hectáreas. Por su parte, en Santa Fe, que también perdió gran parte de sus bosques, se deforestaron 58.736 hectáreas durante el mismo período. No hace falta menciona aquí que la mayoría de esas hectáreas están ocupadas hoy por soja.

También somos responsables por ocupar llanuras de inundación de los ríos. La falta de planificación territorial, que no sólo ocurre en las provincias afectadas pone en riesgo a miles de personas a orillas de ríos que cuando crecen, arrasan con todo. Precisamente, en Holanda, hay proyectos que buscan recuperar esas llanuras, se llama Room for the River. Se han dado cuenta que el avance en las costas fluviales perjudica más a la población de lo que la beneficia.

¿Será este nuevo drama un punto de inflexión para pensar en una política seria y a largo plazo?

Fuente:
Laura Rocha, El desmonte y las inundaciones, 04/03/14, Ecológico lanación.com Blogs.

Noticias sobre inundaciones

 Greenpeace advirtió que las provincias de Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe perdieron gran parte de sus bosques nativos originales por el avance descontrolado de la frontera agropecuaria, lo que las hizo mucho más vulnerables a las intensas precipitaciones.

“Los bosques son nuestro paraguas y esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto gobiernos como empresas cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Santiago del Estero es la provincia con mayor deforestación del país en las últimas dos décadas y donde más se viola la Ley de Bosques: según datos oficiales, entre 1998 y 2007 se desmontaron 1.048.762 hectáreas; mientras que desde la sanción de normativa forestal nacional (fines de 2007) hasta fines de 2013 se deforestaron 623.848 hectáreas, de las cuales 320.231 hectáreas eran bosques protegidos.

En Córdoba, donde apenas quedan en pie 500.000 hectáreas de bosques nativos (el 4 % de los originales), entre 1998 y fines de 2013 se desmontaron 292.790 hectáreas.

Por su parte, en Santa Fe, que también perdió gran parte de sus bosques, se deforestaron 58.736 hectáreas durante el mismo período.

Fuente:
Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe: Más desmontes, más inundaciones, 03/03/15, Greenpeace Argentina. Consultado 04/03/15.


 


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario