Alternativas verdes: limpiadores caseros


Los ingredientes de los limpiadores caseros verdes son más suaves para las manos, las superficies y el medio ambiente.


Vinagre blanco diluído.

El suave ácido del vinagre disuelve la suciedad, los restos de jabón y los residuos del agua fuerte. También se utiliza en solución para limpiar los suelos de madera. El vinagre blanco también es un desodorante natural que absorve los olores. Al no contener colorantes, el vinagre no mancha las superficies o baldosas claras.
El vinagre también es un buen suavizante, apto para personas de piel delicada. En la cocina usa vinagre blanco y agua en spray para limpiar la encimera, las superficies y placas del horno no demasiado sucias. En el baño, para las encimeras, suelos y superficies exteriores del inodoro. En las superficies más difíciles del baño, como la ducha, aumenta su poder limpiador calentando la solución en el microondas hasta que esté templada. Rocía abundantemente con esta solución las paredes de la ducha, déjala reposar 10- 15 minutos y después restriega y aclara.

Vinagre blanco puro

Úsalo directamente de la botella; el vinagre blanco limpia rápida y profundamente, ya que disuelve los residuos de las aguas duras o los restos de jabón. Utilízalo para el interior de la taza del inodoro. Antes de empezar, echa un balde de agua en el inodoro para limpiar mejor los laterales. Vierte el vinagre blanco puro en la taza y restriega con un cepillo para eliminar la suciedad y el mal olor. Usa una piedra pómez para eliminar los restos de agua dura.
Úsalo para los residuos minerales que hayan podido atascar la ducha. Pon 60-120 ml de vinagre en una bolsa de plástico, ciérrala y sujétala al cabezal con una goma elástica. Déjala así durante 2 horas o toda la noche, después aclara y saca brillo. El vinagre suaviza las prendas y acaba con los residuos de detergente. Para los miembros de la familia con la piel delicada añade 240 ml en el momento del aclarado, además del suavizante que uses.
Para la limpieza general se puede sustituir el vinagre blanco por zumo de limón.


Limón


El limón es uno de los ingredientes más versátiles y beneficiosos que podemos encontrar fácilmente y sin que nos cueste mucho. Este ingrediente no sólo tiene muchos usos en la cocina, en la belleza y en la medicina, sino que además es uno de los mejores agentes limpiadores para el hogar. Sus propiedades desinfectantes, blanqueadoras y antibacterianas lo hace un aliado perfecto para mantener el hogar limpio y libre de bacterias.
  • El jugo de limón se puede utilizar para disolver capas formadas por jabón y agua.
  • Es un elemento perfecto para limpiar y brillar metales.
  • Mezclado con bicarbonato de sodio y vinagre, se puede hacer una pasta multiusos que nos servirá para limpiar superficies, desinfectar platos y cubiertos, eliminar manchas en los platos causadas por ciertos alimentos, entre otros.
  • Para tener un  pulidor de muebles natural, basta con mezclar media taza de jugo de limón con media taza de aceite de oliva, especialmente para muebles de madera.



  • Bicarbonato de sodio

    Este ingrediente puede utilizarse para limpiar superficies del mismo modo que los limpiadores abrasivos comerciales.
    • Combinado con un chorro de vinagre, el bicarbonato es una gran alternativa para evitar el uso de los tóxicos limpiatuberías. Solo se mezclan ambos ingredientes, se deja actuar 15 minutos y finalmente se le agrega agua caliente.
    • Es un desodorante natural ideal para neutralizar olores como el de los animales, el sudor o algunos alimentos. Colocar un poco de bicarbonato de sodio en los zapatos puede ayudar a acabar con el molesto olor. También se puede poner en el refrigerador para reducir esos molestos olores que suelen acumularse en estos espacios.

Alcohol isopropílico


Este alcohol rivaliza con la acción evaporadora de los limpiacristales comerciales. Se puede usar en ventanas, espejos, accesorios de cromo y para abrillantar las superficies de cerámica y azulejos.

Amoníaco concentrado


Una solución alcalina, el aminiaco concentrado, ofrece fórmulas más fuertes para limpiar las ventanas que el ácido del vinagre. Elige un tipo sin espuma: la espuma parece actuar, pero es difícil de aclarar y eliminar.




 


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario