Crea tu propio mandala


Al crear tu propio mandala, debes pensar en él como un eco de tu alma. Dibujar y colorear un mandala puede ser una experiencia personal muy enriquecedora en la que se mira dentro de uno mismo para encontrar las formas, colores y patrones para representar cualquier cosa, desde tu actual estado de ánimo hasta tu más profundo deseo, deseado para ti mismo, para un ser querido, o para la humanidad.

Se puede diseñar un mandala para simbolizar un estado de ánimo que te gustaría alcanzar. Los mandalas son una gran herramienta para la meditación y el aumento de la auto-conciencia. Diferentes culturas alrededor del mundo usan mandalas en sus prácticas espirituales.

La mejor de diseñar tu propio mandala es que tienes la libertad de elegir las formas y los colores que deseas expresar de tu yo interior o de tu visión de la realidad. Tu mandala es tuyo, y tienes la libertad de usar tu creatividad  para crear un mandala dibujando lo que hay de único en ti.
Una vez que sepas los pasos básicos de cómo se dibuja un mandala, puedes intentar  diseños y colores nuevos cada vez que dibujas un mandala nuevo.

Materiales necesarios:

No necesitas muchos materiales para aprender a dibujar un mandala. Todo lo que necesitas es:
Papel, lápiz, regla y goma de borrar.
También puede utilizar un compás.
Para colorear tu mandala: la elección de lápices de colores , acuarelas , ceras o cualquier otro tipo de material de arte para colorear.
¡Vamos a empezar!
Materiales necesarios

Cómo dibujar un mandala

1.- Dibujar un cuadrado

Mandala vacío

El primer paso para dibujar un mandala es hacer un cuadrado. El cuadrado puede ser tan grande o tan pequeño como quieras. Cuanto más grande es el cuadrado, mayor será el espacio para poner formas, detalles y colores. El del ejemplo es de 20 cm.

2.- Unir los vértices y el punto medio de los lados.


Dibujamos las líneas

A continuación, utiliza la regla y un lápiz para dibujar un punto en el centro del cuadrado, uniendo los vértices y el punto medio del lado, como se muestra arriba (la mitad del cuadrado son 10 cm).

3.- Dibujamos los círculos (con o sin compás).

El siguiente paso es dibujar una serie de círculos en torno a este punto. Una vez que has dibujado el punto en el centro del cuadrado, una manera fácil de dibujar círculos es con un compás. Si  no tienes compas, no te preocupes - dibujar círculos es fácil si sigues estos pasos:
Usando la regla, mide 1cm y medio (15 mm) (elige la medida dependiendo de tus preferencias) desde el punto central arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha.
A continuación, dibuja otro punto desde el centro a 4 cm y medio (45 mm).  Usando el mismo proceso que antes, dibuja una marca con esta misma distancia en la parte superior, debajo, a la izquierda ya la derecha del punto central.
Puedes seguir haciendo tantas filas de estos puntos como quieras. Decidí hacer tres filas de puntos, como se puede ver arriba.  Elegí la última a 9cm (90mm).
Quedaría como en la imagen de abajo.

Dibujamos los puntos

Lo importante es asegurarse de que los puntos que eliges hacer son todos equidistantes de los puntos del centro.
Es siguiente paso es conectar los puntos con círculos. Para ello, comienza en un punto, y dibuja una línea curva al punto siguiente, y así sucesivamente.

Dibujamos los círculos

No te preocupes si los círculos no quedan perfectos. No estamos buscando la perfección sino “Cómo hacer un mandala”. Sólo tienes que dar un paso a la vez, ir de punto a punto.
No pasa nada si te equivocas.
Si es tu primera vez dibujando un mandala, confía en mí, será más fácil la próxima vez que lo hagas.
Sólo asegúrate de dibujar sin apretar fuerte para poder borrar fácilmente cualquier error.

4.- Empezamos a dibujar diseños.

primeros diseños

Ahora que has dibujado el esquema básico para tu mandala, puedes empezar a dibujar los diseños.
Puedes utilizar un lápiz, lápices de colores, rotuladores, ceras, lo que más te guste.
Puedes comenzar desde el centro, o bien puede empezar desde cualquier lugar donde te sientas inspirado para hacer algunas marcas.

segundos diseños

5.- Repetimos diseños


Utilizando las líneas y círculos que dibujaste como guías, puedes dibujar formas como círculos, triángulos, gotas de lluvia, rizos, etc.
La importancia de todo es repetir el patrón. Por ejemplo, si dibujas un círculo en una de las líneas, asegúrate de dibujarlo en el mismo lugar que en las otras líneas.
Esto crea repetición, que es un elemento clave en la creación de un mandala.

terceros diseños del mandala

A medida que dibujas cada vez más diseños, el mandala comenzará a parecer más complejo.
La clave está en tomarlo con calma, dibujando una forma a la vez y dando le la vuelta al círculo entero dibujándola en el lugar adecuado.
A continuación agrega formas alrededor del círculo de la misma manera.
Borramos lo dibujado hecho a lápiz

Así es como el mandala ha quedado con todos los diseños.  ¡Bastante bien! ¿No?
Puedes dejar tu mandala como está, o puede optar por el colorearlo.
Me decidí a colorearlo con el ordenador.

6.- Borramos las líneas de lápiz.

Hemos terminado nuestro mandala

¡Voilá! Aquí está mi mandala terminado.

¡Ya sabes cómo dibujar un mandala!

7.- Coloreamos el mandala.

Ya tenemos nuestro mandala coloreado


http://www.mandalaweb.com/



http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/

SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario