LIMPIANDO SIN TÓXICOS..

 

PAN BLANCO
Utilízalo para quitar el polvo y pinturas de óleo. Delicadamente frota la superficie ensuciada con una rebanada de pan. Enseguida vas a notar como recoge el polvo y la suciedad.




KETCHUP
Úsalo para limpiar los objetos de cobre y los utensilios de cocina hechos de latón. Pon un poquito de ketchup en un trapito y empieza a pulir las sartenes y las ollas. En unos minutos todas recobrarán su color y brillo natural. Cuando termines, enjuágalas con agua tibia y sécalas con un trapito.


COPOS DE AVENA
Se pueden usar para limpiar las manos muy sucias. Prepara una papilla a base de ellos, mezclándolos con un poco de agua. Para terminar, enjuaga bien las manos.



ARROZ
Con él limpiaras los interiores de los floreros, jarrones y otros recipientes con los cuellos estrechos. Llena el jarrón hasta 3/4 de su volumen con el agua tibia. Agrega una cucharada de arroz sin cocinar. Tapa la boca del jarrón con una mano y sacúdelo enérgicamente. Al final, enjuaga bien el recipiente.


GLICERINA
Empléala para eliminar la cera acumulada en los candelabros y candeleros. Arranca manualmente la mayor cantidad de cera posible y, a continuación, pon un poco de glicerina en un pétalo de algodón y limpia los restos.


AGUA CON GAS
Utilízala para limpiar el fregadero hecho de acero inoxidable, en el caso de que esté sucio u opaco. Pule la pila con un trapito humedecido con agua con gas,y sécala con otro, limpio.



ALMIDÓN DE MAÍZ
Puedes emplearla para terminar con las manchas de grasa sobre las alfombras y la tapicería. Aplica el almidón directamente en una mancha y deja que actúe durante 15-30 minutos. Después pásale la aspiradora.


ALCOHOL SALICÍLICO
Empléalo para quitar las manchas de rotuladores permanentes de las superficies planas y suelos de madera (p. ej. las barras y las mesas). Aplica un poco de alcohol sobre un pétalo de algodón y limpia las marcas.



AGUA OXIGENADA
Úsala para desinfectar el teclado. Pon un poco de ella en un bastoncillo, y con él pasa todos los espacios entre las teclas.




Utilízalo para quitar el óxido de las herramientas de jardin. Prepara unas jarras del fuerte té negro. Cuando se enfríe, viértelo en un cubo y mete las herramientas allí. Después de unas horas, ponte los guantes de goma (van a impedir que tus manos cambien de color a causa del té), saca las herramientas y cuidadosamente sécalas con un trapito.

http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/



SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario