Algunos consejos para almacenar frutas y vegetales sin usar plástico.

Muchas frutas y verduras tienen mejor sabor si son comidas el mismo día que fueron cosechadas del jardín. Pero, ¿qué pasa si se necesita conservarlas por unos días antes de comerlas?
Por suerte es posible almacenar frutas y vegetales mediante el uso de viejos adelantos tecnológicos y sin usar para nada plástico o generar residuos.
Consejos y trucos para guardar tus alimentos sin usar plástico:

Frutas:


Almacena las manzanas en un mostrador frío o estante fresco por dos semanas. Para guardarlas por un período más largo, colocalas en una caja de cartón en la nevera. Los cítricos se deben almacenar en un lugar fresco que cuente con un buen flujo de aire y nunca en un recipiente hermético.

Los nectarines se guardan en un mostrador fresco o en el refrigerador se están maduros. Las cerezas se deben conservar en un recipiente hermético y no lavarlas hasta que se vayan a comer.

Las frutillas no se deben humedecer. Lo mejor es guardarlas en una bolsa de papel en el refrigerador hasta por una semana. Es prudente que revises la bolsa cada cierto tiempo para ver si hay humedad.

Verduras:


Se deben quitar siempre los elásticos o envoltorios, de manera que no se peguen los vegetales y puedan respirar.

Los espárragos se pueden guardar en un recipiente de forma holgada, en posición vertical y con agua a temperatura ambiente. De esta forma se puede conservar hasta una semana fuera del refrigerador.

A la Albahaca no le gusta el frío o estar mojada. La mejor forma de conservarla es en un recipiente hermético de manera suelta y con un trozo de papel húmedo. El brócoli se debe guardar en un recipiente abierto dentro del refrigerador o bien envolver en una toalla húmeda antes de colocarlo en el refrigerador.

A las zanahorias se les deben cortar la parte de arriba -las pueden usar en el té- para mantenerlas frescas durante más tiempo. Luego colocarlas en un recipiente cerrado, con mucha humedad, o bien envueltas en una toalla húmeda. Cada dos días se deben humedecer. Otra recomendación es almacenarlas en frascos llenos de agua que se cambia de manera frecuente. Otra manera genial es plantar las zanahorias brotadas, recobran vida.

La coliflor, a pesar de durar varios días en un recipiente dentro del refrigerador, es mejor comerla el mismo día que se consigue.
Espero que estos consejos te sirvan para mantener tus frutas y verduras más tiempo.



SAIKU


No hay comentarios:

Publicar un comentario