Cómo diseñar un terrario






Seguramente te preguntaras ¿qué son los terrarios? Son pequeños invernaderos que tienen las condiciones de un ambiente tropical: temperatura cálida y constante y alta humedad. Esto posibilita que en su interior crezcan diferentes tipos de plantas.


También pueden ser denominados como mini-biosferas y son perfectos para aquellos que no tienen lugar para un jardín pero sienten la necesidad de tener en su hogar un poco de verde.

Cómo diseñarlo


Luego debes colocar las plantas con una cuchara habiendo previamente desprovisto a sus raíces de todo rastro de tierra. Una vez que la introduces al terrario tienes que comprimir la tierra con la cuchara alrededor de las raíces y añadir musgo o corteza para realzar el efecto decorativo del conjunto.
A continuación tienes que echar un poco de agua, dejándola escurrir muy despacio por las paredes para evitar que su caída salpique partículas de tierra y las pegue al cristal. Verás como así se humedece. Luego tienes que tapar el frasco o la botella y esperar hasta el otro día.

Con el correr de las horas verás que una gran cantidad de humedad es retenida en el interior del espacio cerrado. Las plantas aprenderán a retener el agua por sí mismas y de esa manera se auto-alimentarán con abundante agua y no requerirán de mucha luz. Esto hará que puedan sobrevivir durante meses, sin tu intervención directa.
Algunas de las plantas, que puede ser colocadas dentro de un terrario, son: las orquídeas en miniatura, helechos, musgos, las violetas africanas, las plantas aéreas, hiedras enanas, fresas y begonias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario