Todas las pilas son recargables.

Las pilas "desechables" AA y AAA se pueden recargar entre 10 y 20 veces, según la calidad y tiempo de fabricación. No se dejen engañar, los cargadores de pilas alcalinas existen, son igual de seguros que los cargadores de pilas recargables, ellos prefieren que no lo sepas, prefieren que tires las pilas y compres unas nuevas.


Las pilas normales SI son recargables. Nos mienten en la cara!


Las pilas alcalinas normales sí son recargables.
Actualmente, en Japón es ilegal que un fabricante de pilas secas indique que éstas no son recargables, de acuerdo con un célebre juicio celebrado en 1975. Se pueden recargar muchas veces, aunque poco a poco perderán capacidad y amperaje… no voltaje. La cantidad de veces que se puede recargar una pila alcalina efectivamente es mucho menor a la cantidad de veces que se puede recargar efectivamente una pila recargable.
Cuando aparecieron las pilas alcalinasrecargables, se convirtieron en una real solución para sus grandes consumidores.
Ahorro en el mediano plazo, menos desechos tóxicos y el alivio de no tener que salir a comprar cada vez que se gastaron (que siempre pareciera ser el peor momento). Pero no es nada barato tener una buena cantidad de las recargables y resulta muy poco conveniente para quienes solemos perderlas fácilmente.
La solución perfecta sería recargar las desechables, pero sus paquetes siempre nos recuerdan que eso las sobrecalienta, pudiendo hacer que se filtren o exploten. Peligroso.
Pues bien, el cargador de WattsClever para baterías alcalinas viene a lidiar con todos esos dramas, permitiéndote recargar las pilas desechables AA y AAA entre 10 y 20 veces, según la calidad y tiempo de fabricación. El secreto de la magia está en un “microprocesador que controla minuciosamente la carga para que las baterías no se sobrecalienten y mueran”.
También funciona perfectamente con las pilas recargables de níquel cadmio y de níquel e hidruro metálico. Tiene un valor de US$51 (sí, no muy barato, pero con la lógica del ahorro a largo plazo, funciona), pero no aclara cuánto tardan en completar su recarga, ni tampoco cuánto tiempo duran en funcionamiento (claramente va disminuyendo tras cada carga hasta quedar inutilizable). Pero bueno, algo es algo.
La consigna es estrujar cada moneda y cuidar el ambiente, mientras sea seguro, claro.
Recarga, es lo mas ecológico y económico.




1 comentario: