9 Plantas comestibles que puedes cultivar en tu cocina

Lechuga

Cultivarla no es difícil. Mete en un recipiente el tallo blanco de la lechuga, de tal manera que no tape la parte superior. Pon la planta al sol pero no olvides rociarla con agua para que no se seque. Luego de algunos días verás las nuevas raíces y hojas. Después de una semana la planta será apta para trasplantarla a una maceta. ¡Importante! Las hojas deben estar necesariamente arriba del suelo. Tu cosecha crecerá en el transcurso de varias semanas.
Otra manera de cultivarla es poner la planta directamente en el suelo, pero en este caso, debes humedecer la tierra constantemente durante la primera semana hasta que veas los primeros brotes.

Jengibre



Cultivar jengibre es muy sencillo. Siembra un pedazo de raíz de jengibre con los brotes hacia arriba. Es mejor ubicarlo en un lugar soleado pero evitar la luz directa. No olvides regarlo bien, y muy pronto saldrán nuevos brotes y raíz. Después de que crezca grande, puedes retirarlo de la maceta, cortar el pedazo necesario y volverlo a sembrar.
Además, el jengibre luce muy atractivo como una planta de interior y le hará buena compañía a tus plantas en la ventana.

Limoncillo (o hierba limón)



Crece como una hierba normal. Su raíz solo necesita un vaso de agua y sol. Aproximadamente luego de una semana empezará a crecer. Entonces necesitarás trasplantarla a una maceta. Cuando sus tallos lleguen a medir unos 30 centímetros, podrás cortarlos, y la planta seguirá creciendo.

Puerro (porro)

Para cultivar un puerro puedes utilizar el tallo con raíz que te sobró después de utilizar el resto del puerro como alimento. Ponlo en un vaso con una pequeña cantidad de agua y déjalo en un lugar soleado, por ejemplo, al lado de una ventana. La parte comestible de la planta crecerá tantas veces como quieras, solo tendrás que cortarla de vez en cuando. El agua se tiene que cambiar una vez a la semana, en los demás aspectos, es una planta poco exigente.

Rúcula




No es una planta exigente, lo importante es que sea lo suficientemente porosa y siempre húmeda. Pon las semillas de rúcula en la superficie de la maceta, luego pon una capa de tierra seca (1-1,5 cm) y rocíala con agua tibia. Tapa la maceta con un plástico y ponlo en un lugar tibio. Verás los primeros brotes dentro de 3-7 días. Esta será la señal de que es necesario retirarle el plástico y ponerlo en un lugar definido. Cuando las hojas alcancen la altura de 10 cm, podrás empezar a utilizar esta hierba en tus platillos.

Hinojo


Lo puedes cultivar de dos maneras. Utiliza el tallo con la raíz blanca que te sobra, ponlo en un frasco con agua en un lugar bien iluminado. Luego de un tiempo aparecerán los brotes frescos que podrás emplear en tus platillos. La segunda opción es sembrar sus semillas en la maceta, pero en este caso tendrías que esperar un poco más.

Rábanos

Remoja sus semillas en agua tibia dos días antes de sembrarlas. Luego siémbralas en una maceta o en una caja a una profundidad de 2 cm. Tápala con un plástico, riega y protege de las corrientes de aire. Después de que le salgan brotes, vigila que no sean demasiados, de lo contrario crecerán muy pequeños. Cuando coseches la primera parte de tus rábanos, puedes sembrar más semillas en la misma maceta, pero antes de hacerlo deja que pase una semana o utiliza un fertilizante.

Menta

Puedes utilizar semillas. Es mejor sembrarlas a una profundidad de 5 mm y rociar la tierra para evitar que se humedezca demasiado. Las semillas germinarán y darán brotes luego de dos semanas. Luego de otras dos semanas podrás disfrutar de un té aromático con menta. Hay otro detalle: esta planta no aguanta el sol directo, por lo tanto debes buscarle un lugar con sombra.

Piña



Ideal para los jardineros pacientes que les gusta experimentar. Para cultivar piña, necesitarás la parte superior con las hojas. Al mismo tiempo, debes cortar las partes restantes de la fruta con cuidado para no perjudicar la raíz (pequeños círculos en la base del tallo). Luego hay que cortar las hojas de abajo. Siembra tu piña en una maceta con tierra tibia y buen drenaje para que no se estanque el agua. Riega con regularidad solo las primeras semanas hasta que la planta eche raíz. Luego riega solo una vez a la semana. En los primeros meses ya verás el crecimiento, pero pasarán 2-3 años hasta que puedas probar tu cosecha.

Material de: Rustoria 
Traducción y adaptación: Genial.guru
Portada: Хcoo




No hay comentarios:

Publicar un comentario