COMO MULTIPLICAR TU ALOE VERA...

Puedes hacer crecer aloe vera en casa de una manera muy sencilla, aprendiendo cuales son las recomendaciones de riego, cuidados y tipos de suelo ideal, conseguirás que esta planta pueda darte todos sus aportes beneficiosos para la salud, y esté siempre a tu alcance.

como hacer crecer aloe vera



Todos aquellos que tengan estas plantas en su jardín o en  una maceta en su balcón podrán mejorar sus salud o su belleza sin gastar dinero en productos que prometen demasiado y son pocos efectivos. Ahora veamos como se puede hacer crecer aloe vera paso a paso y en tu propio hogar.

El aloe verá puede ser plantado de una manera muy fácil, además de ser una planta muy resistente, cuando ya es una planta adulta, tiene la característica de generar eslabones desde su propia raíz, dando así lo que se consideran como sus hijos, pequeñas plantas de aloe vera de un tamaño pequeño que se comienzan a desarrollar, cuando estos eslabones alcancen un tamaño entre 8 a 12 cm de largo, pueden ser separados de la planta madre, y de esa manera ser trasplantados en otra maceta.

hijo de aloe vera
Hijo de aloe vera que ya puede ser trasplantado
Característica en la plantación:
  • No deben ser regados luego de ser plantados, es recomendable esperar unos 7 días para recién regarlos por primera vez.
  • La mejor época para obtener nuevos hijos, o sea nuevas raíces para trasplantar, es en Otoño.
  • Necesitan mucha luz solar
  • No es recomendado dejarlos en zonas muy frías
  • El suelo recomendados es el que sea ácido y arenoso.
  • No debe tener un riego abundante y es recomendable un riego escaso.

Recomendaciones para crecer aloe vera en casa

raíz aloe vera


Tipo de maceta: Para que una planta de aloe vera pueda crecer perfectamente se debe utilizar una maceta ancha y con poca profundidad. Las macetas livianas son las más recomendables, ya que a la hora de cambiarla de lugar resulta más cómodo y fácil. Las macetas de barro son más recomendadas que las de plástico debido a que la primera es mucho más porosa.
Tipo de suelo: La sábila necesita un suelo poroso y además necesita drenar fácilmente, por este motivo el suelo ideal se encuentra mezclado entre arena y tierra.
Luz: Este tipo de planta necesita recibir luz solar por eso es importante ubicar las macetas en donde pueda recibir la mayor luz natural posible. Cuando las hojas de la sábila se encuentra marrones significa que la planta está recibiendo demasiada luz.
Protección: Cuando las temperaturas son muy bajas la panta necesita ser protegida, una de las maneras de hacerlo es colocar la maceta en el interior del hogar, en un lugar en donde pueda recibir luz natural, en caso de que esta se encuentre en el exterior se debe cubrir la maceta.
Riego: El aloe vera no es una planta que necesite ser regada frecuentemente, la manera adecuada de regar este tipo de planta es cada 15 días. Cuando se trasplanta el aloe vera se debe esperar 7 días para regarla, ya que necesita cicatrizar las heridas que se causaron al realizar el trasplante.
¿Cómo regar correctamente el aloe vera?
Es importante tener en cuenta que planta puede llegar a pudrirse con un riego excesivo, por eso el riego debe ser cada 15 días colocando el agua sobre la tierra y no sobre las hojas. Esto no significa que la planta no necesite ser regada cuando las hojas se encuentran delgadas y arrugadas es una señal que necesita más agua.

(de La vida Lúcida)





Cómo actúa el aloe vera, según el sistema:

Cardiovascular: regula la tensión arterial, tanto en los casos de hipertensión como en los de hipotensión; produce un descenso de angina de pecho y también disminuye el colesterol LDL y trigliceridos, produciéndose a su vez un aumento del colesterol HDL.

Hepatobiliar: beneficia al sistema digestivo; purifica la sangre y ayuda a curar algunas formas de hepatitis A y B.

Respiratorio: tiene un efecto broncodilatador, inmunomodulante y antiinflamatorio, por lo que reduce los síntomas del asma alérgico. En los resfriados, gripes y asma se obtienen excelentes resultados con inhalaciones de aloe, con hojas en agua caliente; además descongestiona aspirando sus vapores. También en rinitis, sinusitis, alergias y constipados se puede utilizar jugo rebajado en un algodón y colocándola en las fosas nasales.

Digestivo y excretor: una cucharada de jugo antes de las comidas facilita la digestión; las ulceras estomacales y duodenales se pueden tratar con una cuchara sopera de esta planta, dos o tres veces al día disueltas en agua.

Óseo: el reuma, artrosis y artritis pueden tratarse también mediante compresas de esta planta. En las isquialgias o lumbago también es muy útil si no son provocadas por hernia de disco, al ser muy rico en vitaminas y minerales.

Dérmico: actúa como pequeño filtro solar, retrasa el envejecimiento, calma los dolores de las quemaduras. También suele ser muy útil para el tratamiento del acné.

Remedios caseros

Enfermedades gastrointestinales y cáncer
Para prevenirlas se debe tomar una cucharada de jugo de aloe vera a la mañana, el cual se obtiene de la babosa de la planta.


Aftas y herpes

En el caso de afta, al tratarse de una inflamación que afecta a las membranas de la boca, muy dolorosa por cierto, puede afectar incluso la alimentación. En estos casos se aconseja masticar un trozo de pulpa de Aloe y después tragarlo para que actúe también sobre el paladar, el esófago y el estómago, como mínimo una vez al día. En los casos de herpes labial, se debe aplicar el aloe, y posteriormente lavarlo con agua.
Un buen remedio es mezclar partes iguales de jugo de aloe vera y agua, y hacer enjuagues 3 ó 4 veces al día.

Higiene bucal. Dolor de muelas

El aloe vera es un excelente preventivo para las caries a la vez que protege el esmalte de los dientes. Para las encías sangrantes o hinchadas, chupar un trozo de la pulpa es una buena opción, ya que reduce el dolor, es además muy bueno para los dolores de muela y reducción de flemones.



  Se aconseja masticar un pequeño trozo de la hoja durante periodos de 10 minutos, esto ayudará a reducir el dolor, pero será necesario visitar al dentista.


Gel cremoso nutritivo:

Ingredientes: Un puñado de hojas de aloe vera, medio litro de aceite de oliva virgen, y una botella con capacidad para medio litro o mas, con tapón de rosca o cierre hermético.
Elaboración:
1- Corta en trocitos muy pequeños las hojas de áloe vera (previamente cortarles los bordes que pinchan) e introducelos en la botella.
2- Añadir el aceite de oliva, cerrar y dejar macerar durante un mes y medio.
3- Pasado ese tiempo, colar el aceite para eliminar las hojas, y guárdalo de nuevo en la botella, listo para ser empleado cuando lo necesites.
*En caso de aplicarlo para embellecer la piel, sirve con extenderlo sobre la zona deseada un par de veces por semana (mejor después del baño).


*Si es para tratar un problema tipo acné, psoriasis, escemas, herpes, utilice el gel sobre la parte afectada un par de veces al día (por la mañana y por la noche).


ver más aquí: http://saikualternativo.blogspot.com/2015/05/el-aloe-vera-la-planta-magica.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario