Trucos para limpiar tu casa de forma ecológica y económica

bao-limpio-01


Los productos industriales para la limpieza del hogar suelen contener sustancias tóxicas o producir gases irritantes perjudiciales para la salud de cualquier ser vivo. Estos productos parecen imprescindibles, sin embargo, existen alternativas ecológicas y más económicas para reemplazarlos. Con los métodos naturales que detallamos a continuación, vas a poder limpiar tu casa de manera sencilla, ahorrando dinero y sin necesidad de utilizar productos químicos que a la larga dañan el medio ambiente y la salud de tu familia.
Bicarbonato de sodio:
El bicarbonato de sodio es una sustancia natural no tóxica que no tiene olor ni irrita las vías respiratorias. Absorbe la suciedad, elimina la grasa y los malos olores y desinfecta.  Se puede utilizar tanto disuelto en agua como en seco, para limpiar el horno y la cocina, los azulejos, objetos de porcelana, el baño y para quitar manchas de la ropa. Coloca bicarbonato sobre la suciedad o mancha, deja actuar y luego limpia con un trapo húmedo. Si la suciedad está muy adherida podemos ayudarnos con un cepillo. Para destapar las cañerías, podemos usar una taza de bicarbonato y una de vinagre. Dejamos actuar durante un tiempo y luego echamos bastante agua hirviendo.

descarga (1)

Vinagre y limón:
Estas sustancias ácidas son ideales para desengrasar y limpiar moho, y además eliminan gran porcentaje de bacterias. Con una mezcla de agua, vinagre y limón en partes iguales, podemos limpiar ventanas y espejos, utilizando un pulverizador y luego secando con papel de diario. Esta misma preparación es útil para limpiar la heladera, la cocina y el baño. Para limpiar y dar brillo a los muebles podemos usar una mezcla de vinagre y aceite (si es de oliva mejor). Humedecemos un trapo de algodón con esta preparación y frotamos las superficies a limpiar. También podemos hacer una pasta con sal, vinagre y harina (que reduce la abrasividad) para limpiar utensilios de metal. Para limpiar el piso de cerámica, vertemos una taza de vinagre en medio balde de agua y tendremos el piso brillante y desinfectado.
Jabón neutro:
Para lavar la vajilla podemos utilizar jabón neutro, que actúa como detergente suave y no contamina. Para hacer un lavavajillas casero mezclamos tres cucharadas de jabón natural rallado y media taza de vinagre en un litro de agua.

Aromatizantes de ambientes naturales:

naranjas

Si has limpiado con vinagre y ahora necesitas neutralizar el olor, también hay aromatizantes de ambientes alternativos a los aerosoles industriales. Podemos quemar un trozo de madera de palo santo, utilizar esencias naturales en un hornillo o untar esencias en los focos de luz.  También podemos hervir agua en una olla y colocar allí cáscaras de límón o naranja, ramas de romero, hojas de eucalipto mentolado o cualquier hierba aromática que se nos ocurra. Una forma original y decorativa, es utilizar una naranja con clavos de olor. Esto crea un aroma cítrico-picante que perfuma el ambiente y a su vez parece un adorno rústico. Para hacerlo, pincha la naranja con escarbadientes y luego coloca un clavo de olor en cada agujero.
http://razafolklorica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario